inicio

 es |  eus

ACTO POR LA PAZ CON LOS JOVENES

29/01/2015 Bookmark and Share
El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, se ha reunido con más de 600 alumnos de ESO y Bachiller de centros educativos de Gipuzkoa en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián, para celebrar la jornada mundial de la paz, que este año se centra en la esclavitud del siglo XXI.   

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, se ha reunido con más de 600 alumnos de ESO y Bachiller de centros educativos de Gipuzkoa en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián, para celebrar la jornada mundial de la paz, que este año se centra en la esclavitud del siglo XXI.


Durante este encuentro, Munilla ha ofrecido unas palabras sobre el lema de esta jornada de oración por la paz 2015, 'Nunca más esclavos, sino hermanos'.

El prelado donostiarra ha reflexionado sobre el hecho de que la esclavitud fuera "socialmente aceptada por los países cultos y desarrollados, incluso legalmente regulada como un derecho, durante tantos siglos". Además, ha destacado que "cada sociedad, cada generación, cada época, suele ser sensible hacia algunos valores morales, pero paradójicamente resulta ser ciega o insensible hacia otros valores".

Munilla se ha referido al "gran error" de "hacer un juicio ético de la vida desde lo políticamente correcto, cómo única referencia moral" y ha defendido que el Evangelio "ofrece un punto de vista ético que trasciende los condicionamientos de época".

Además, ha lamentado que pese a que la esclavitud se prohibió "continúa en el mundo de diversas formas" como "la trata de blancas, prostitución, explotación de niños o abusos laborales", lo que demuestra que "no basta con cortar los brotes malos, sino que es necesario sanar la raíz, ir al origen del problema: avaricia y soberbia". A su juicio, "no basta decir 'no a la esclavitud', sino que es necesario decir 'sí a la fraternidad', porque mientras no se ame, la esclavitud es un riesgo real".

Munilla ha advertido de que "tener la conciencia demasiado tranquila suele ser signo de mala memoria" y ha apuntado al "reto" de "amar en libertad, sin poseer, sin apegos", al tiempo que ha recordado que "Cristo es el modelo y fuente de ese amor en libertad".

 

 MENSAJE DEL OBISPO A LOS JÓVENES