inicio

 es |  eus

LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA NECESITA FONDOS

26/01/2015 Bookmark and Share
La basílica de Santa María del Coro, situada en la Parte Vieja de Donostia, emprenderá diversas acciones con el objetivo de recaudar fondos, para sufragar las obras de rehabilitación a la que fue sometida en el año 2010 y que costaron un total de cinco millones de euros, dos de los cuales se encuentran todavía pendientes de pago. Por de pronto, desde este mismo verano se cobrará una "cuota blanda" de dos euros a los turistas que visiten en templo.

La basílica de Santa María del Coro, situada en la Parte Vieja de Donostia, emprenderá diversas acciones con el objetivo de recaudar fondos, para sufragar las obras de rehabilitación a la que fue sometida en el año 2010 y que costaron un total de cinco millones de euros, dos de los cuales se encuentran todavía pendientes de pago.

                    Por de pronto, desde este mismo verano se cobrará una "cuota blanda" de dos euros a los turistas que visiten en templo.

 

              El anuncio lo ha realizado el párroco de Santa María, Edorta Kortadi quien, en rueda de prensa ha estado acompañado por el Obispo de San Sebastián, D José Ignacio Munilla. 

 

                De hecho, la parroquia se ha visto obligada a pedir un crédito para pagar la deuda pendiente de las obras y cuenta con el apoyo y el aval del Obispado.

Según ha explicado Edorta Kortadi, existía un acuerdo verbal con las instituciones guipuzcoanas para hacer frente al coste de las obras pero estos se han "disuelto", ya sea por la crisis o por "falta de sensibilidad".

Por este motivo la parroquia se ha visto obligada a busca otras fuentes de financiación, como el cobro de la entrada a los turistas mayores de doce años. Además, solicitan la colaboración de artistas plásticos que quieran donar obras para ser subastadas. Y también han pedido apoyo económico a los comerciantes, hosteleros e industriales de la zona que puedan verse beneficiados por las visitas al templo, así como a todas las personas que hayan tenido relación sacramental con la parroquia o se sientan vinculadas a ella afectiva o espiritualmente. Y también a las mujeres y hombres "del mundo entero" llamados Coro y Josemari, nombres muy vinculados a la Parte Vieja donostiarra.

 

                     El párroco de Santa María, Edorta Kortadi, reconocido experto en arte, ha explicado que la basílica de Santa María, es la iglesia "matriz" de San Sebastián y es además una de las "grandes iglesias barrocas" de España.

Santa María fue fundada en el siglo XII por monjes del monasterio navarro de Leyre y reconstruida completamente en 1.738 por la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas, está calificada como Monumento Nacional. Además del atractivo de su arquitectura, cuenta con destacadas obras de arte como un "Cristo flagelado" de Felipe de Arizmendi, un "Cristo de Paz y Paciencia" de Pierres Picart, una "Cruz de alabastro" de Eduardo Chillida y un órgano Cavaillé-Coll del año 1.862, entre otras creaciones.

 

                        MUSEO DIOCESANO

En este contexto, el obispo de San Sebastián ha reclamado ayuda para la creación de un museo en el interior de esta basílica, que albergaría las 150 obras de autores de todos los tiempos propiedad de la diócesis guipuzcoana y que ahora se encuentran en depósito, en el edificio Gordailu de Irun.

 

                  El prelado ha situado la construcción de este museo, para el que la diócesis ya cuenta con varias propuestas arquitectónicas, entre ellas una de Rafael Moneo, en el contexto de la Capitalidad Europea de la Cultura de Donostia, ya que la iglesia de Santa María está "muy ligada" al bicentenario de la quema de la ciudad.