inicio

 es |  eus

CARTA DE LA PASTORAL DE INMIGRANTES CONTRA LA TRATA DE PERSONAS El 16 de octubre, coincidiendo con el día mundial contra la trata de personas el Papa volvió a pedir la erradicación de esta lastra que mantiene en la esclavitud a millones de personas

Bookmark and Share
Coincidiendo con el día internacional contra la Trata de Personas que se celebró el pasado 16 de ocutbre, la Pastoral de Inmigración de Nuestra diócesis y el centro Myriam de Cáritas Gipuzkoa decidieron hacerse eco de la petición del Santo Padre y denunciar y pedir la erredicación de lo que viene ya denominándose la "esclavitud del siglo XXI" y que afecta a millones y millones de personas en todo el mundo. Desde la Iglesia y desde el Vaticano también, el Papa Francisco ha pedido una y otra vez a los gobiernos que se impliquen en la lucha contra el tráfico de personas.

Coincidiendo con el día internacional contra la Trata de Personas que se celebró el pasado 16 de ocutbre, la Pastoral de Inmigración de Nuestra diócesis y el centro Myriam de Cártias Gipuzkoa se han hecho eco de la petición del Santo Padre y denunciar y pedir la erredicación de lo que viene ya denominándose la "esclavitud del siglo XXI" y que afecta a millones y millones de personas en todo el mundo.

LA TRATA DE PERSONAS, ESCLAVITUD DEL SIGLO XXI     Donostia 2015-10-16

Querid@s herman@s:
 

La trata de personas en muchas ocasiones es una realidad oculta, invisible a nuestros ojos. Se trata de una realidad opaca…

Desde nuestra Iglesia de Gipuzkoa y uniéndonos al Día Europeo de lucha contra la trata de personas, os queremos hacer llegar unos carteles que visibilicen dicha realidad y que nos ayuden a abrir nuestros ojos ante tanta esclavitud invisible…

La prostitución es una de las expresiones más penosas de la vida, y el reflejo de una sociedad que, como parte inherente de su funcionamiento, crea pobreza y margina. En este fenómeno se dan cita procesos de empobrecimiento tradicionales, como carencias personales y familiares, vulnerabilidad y dependencias, violencia y explotación sexual…, y otros más nuevos y estructurales, como migración, leyes de extranjería, redes de explotación... La prostitución es compleja por la diversidad de sus manifestaciones y por su propia comprensión social, que se mueve entre el rechazo y la estigmatización.

«En verdad os digo que los publicanos y las prostitutas entrarán antes que vosotros en el reino de Dios» (Mt 21,31). Pese a que se repiten con frecuencia, y son por ello muy conocidas, estas palabras de Jesús a los jefes del pueblo de Israel no dejan de causar sorpresa hoy en día. Nos la causan a nosotr@s mism@s, los “bienpensantes” de nuestra sociedad, tan “liberal” y, al mismo tiempo, tan hipócrita.

¿Cuál fue la actitud de Jesús con los pobres, los excluidos, los marginados, los pecadores, las prostitutas…? Su actitud estuvo siempre marcada por la compasión y la misericordia. Una misericordia expresada en la acogida, la cercanía y en su acción liberadora, sanadora, salvadora, reintegradora en la comunidad.

Cautivados por ese modelo, deseamos integrarnos a fondo en la sociedad, compartimos la vida con todos, escuchamos sus inquietudes, colaboramos material y espiritualmente con ellos en sus necesidades, nos alegramos con los que están alegres, lloramos con los que lloran y nos comprometemos en la construcción de un mundo nuevo, codo a codo con los demás. Pero no por obligación, no como un peso que nos desgasta, sino como una opción personal que nos llena de alegría y nos otorga identidad.

Como dice el papa Francisco refiriéndose a Jesús, “los signos que realiza, sobre todo hacia los pecadores, excluidos, enfermos y sufrientes llevan consigo el signo de la misericordia”, lo que debe manifestarse en la Iglesia, de modo que “nada en su anuncio y en su testimonio puede carecer de misericordia”.[1]

Es particularmente desgarrador el grito del Papa Francisco en Evangelii Gaudium, nº 211: «Siempre me angustió la situación de los que son objeto de las diversas formas de trata de personas. Quisiera que se escuchara el grito de Dios preguntándonos a todos: ‘¿Dónde está tu hermano?’ (Gn 4,9). ¿Dónde está tu hermano esclavo? ¿Dónde está ese que estás matando cada día en el taller clandestino, en la red de prostitución, en los niños que utilizas para mendicidad, en aquel que tiene que trabajar a escondidas porque no ha sido formalizado? No nos hagamos los distraídos. Hay mucho de complicidad. ¡La pregunta es para todos! En nuestras ciudades está instalado este crimen mafioso y aberrante, y muchos tienen las manos preñadas de sangre debido a la complicidad cómoda y muda».

Ojalá se abran nuestros ojos… Ojalá nuestras entrañas se desgarren ante la pregunta: “¿dónde está tu herman@?”

 

  

 ENLACES DE INTERÉS: Simposio mundial de jóvenes en el Vaticano sobre la trata de personas

                                           El papa Francisco pide erradicar la Trata de Personas

                                           Cómo combate la Iglesia la Trata de Personas a Nivel Mundial

                       

                                          

 


CARTA DE LA PASTORAL DE INMIGRANTES CONTRA LA TRATA DE PERSONAS El 16 de octubre, coincidiendo con el día mundial contra la trata de personas el Papa volvió a pedir la erradicación de esta lastra que mantiene en la esclavitud a millones de personas

CARTA DE LA PASTORAL DE INMIGRANTES CONTRA LA TRATA DE PERSONAS El 16 de octubre, coincidiendo con el día mundial contra la trata de personas el Papa volvió a pedir la erradicación de esta lastra que mantiene en la esclavitud a millones de personas

CARTA DE LA PASTORAL DE INMIGRANTES CONTRA LA TRATA DE PERSONAS El 16 de octubre, coincidiendo con el día mundial contra la trata de personas el Papa volvió a pedir la erradicación de esta lastra que mantiene en la esclavitud a millones de personas