inicio

 es |  eus

CELEBRACIÓN DEL CENTENARIO DE JOSÉ MARÍA ARIZMENDIARRIETA

20/04/2015 Bookmark and Share
El próximo domingo, 26 de abril, Arrasate recordará al padre del cooperativismo y coadjutor de San Juan Bautista con la Misa solemne que oficiará nuestro obsipo, D. José Ignacio. La celebración coincide con un nuevo paso en el proceso de beatificación de D. José María Arizmendiarrieta, ya que recientemente los teólogos designados para estudiar su vida y obra han dado el visto bueno, por unanimidad, al proceso.

 

          El próximo domingo, 26 de abril, Arrasate recordará al padre del cooperativismo y coadjutor de San Juan Bautista con la Misa solemne que oficiará nuestro obsipo, D. José Ignacio.

 

        La celebración coincide con un nuevo paso en el proceso de beatificación de D. José María Arizmendiarrieta, ya que recientemente los teólogos designados para estudiar su vida y obra han dado el visto bueno, por unanimidad, al proceso.


        Este nuevo paso abre las puertas para que el inspirador y fundador del movimiento cooperativo vasco pueda recibir este mismo año, en el que se celebra el centenario de su nacimiento, el nombramiento de Venerable por el Papa Francisco.

 

         La opinión de los citados teólogos, recogida por escrito en un libro se trasladará a la Comisión de Cardenales, que dirimirá si hace la suya la propuesta ante el Santo Padre, quien tiene la autoridad para nombrarle Venerable.

El hecho de que la opinión de ese grupo de estudiosos del apostolado de Arizmendiarrieta haya sido por unanimidad representa un nuevo estímulo y reaviva las esperanzas de una resolución final positiva que, pudiera producirse este mismo año.

 

             "Se va confirmando el reconocimiento de la Iglesia a un sacerdote-empresario que fue un auténtico innovador social. Una persona humilde, que nunca tuvo otro nombramiento ni otro ingreso económico distinto al de su condición de modesto coadjutor de la parroquia de Arrasate, pero que se adelantó a su tiempo e inventó un modelo de empresa que aúna la eficacia empresarial y los valores del humanismo", recalcan miembros del colectivo que allá por el año 1999 puso en marcha los engranajes para que su figura recibiera el reconocimiento merecido.

             El padre espiritual del movimiento cooperativista surgido en Arrasate a mediados del siglo XX empeñó su vida en evangelizar y en revestir de humanidad actividades tan diarias como el trabajo.

Suya fue la ilusión de hacer brotar el cristianismo desde lo más profundo de una sociedad industrial en la que los valores humanos habían quedado injertados en lo económico y corrían el peligro de diluirse sin remedio.

Resulta, por otra parte, una contribución vasca a la búsqueda de un Nuevo Modelo de Empresa, de especial actualidad en un momento de confusión económica general y de búsqueda de nuevos modelos socio-empresariales, como consecuencia del fracaso tanto de las fórmulas marxistas como del modelo de desarrollo en el que la codicia ha pretendido ser el móvil de la economía. En este sentido, el catecismo y el legado de Arizmendiarrieta podrían convertirse en referencia valiosa para tratar de encontrar un nuevo modelo de empresa "en el que los valores humanistas y la competitividad no se contrapongan sino que se complementen".

 

 

                    WEB PARA LA CAUSA DE ARIZMENDIARRIETA