inicio

 es |  eus

“PARA EQUILIBRAR EL MUNDO TODOS TENEMOS QUE SER GENEROSOS”

22/10/2014 Bookmark and Share
Este domingo se ha celebrado la jornada del Domund en todo el mundo. Esta vez hemos contado con el testimonio de la religiosa Maite Oiartzun de cara a la preparación de la campaña. En sus visitas a colegios y parroquias, ha comunicado su vocación misionera. Tomaba como punto de partida el lema de la campaña: "Renace la alegría", algo que podemos aprender de los pueblos del Sur ya que cuando compartimos, somos más felices, sin lugar a dudas.

 

              Este domingo se ha celebrado la jornada del Domund en todo el mundo.

Esta vez hemos contado con el testimonio de la religiosa Maite Oiartzun de cara a la preparación de la campaña.

 

             En sus visitas a colegios y parroquias, ha comunicado su vocación misionera.

Tomaba como punto de partida el lema de la campaña: "Renace la alegría", algo que podemos aprender de los pueblos del Sur ya que cuando compartimos, somos más felices, sin lugar a dudas.

 

               Maite es navarra, nacida en Alkotz, un pequeño pueblo de Ultzama. Estudió magisterio y trabajó como profesora en Navarra durante 15 años, pero la experiencia que vivió hace 19 años con las misioneras de Nuestra Señora de África en Malí le marcó definitivamente.

Allí conoció y palpó las desigualdades entre el Norte y el Sur.

En Malí el 60% de los niños y niñas no tienen oportunidad de ir a la escuela y solo el 1% conoce a Cristo y su mensaje de justicia, solidaridad y amor.

Al ver esto, pasó un año en una lucha interna hasta que respondió afirmativamente a la llamada que le brotaba de dentro.

 

                     Sus primeros años como misionera transcurrieron en Burkina Faso, pero la mayor parte de su vida misionera se ha desarrollado en Burundi.

Al principio, dedicó 9 meses a aprender el kirundi, lengua local. Al cabo de este tiempo, le prepararon una gran fiesta y le regalaron un paño.

Le dieron un nuevo nombre, Nshimirimana puesto que en adelante Maite ya no era extranjera, la tomaron en su familia.
         

                     En cada intervención, Maite ha dejado claro que vivimos en un mundo desequilibrado y que para equilibrarlo debemos ser generosos.

 

                       En la semana del Domund ha realizado el siguiente itinerario: Errenteria, Tolosa, Hondarribia, Irun, Villabona, Azpeitia, Azkoitia, Deba, Oñati, Zumaia.

También ha encontrado tiempo para responder a los medios de comunicación.

Son muchas las personas que han podido escuchar sus palabras, una oportunidad extraordinaria.

Ojalá sigamos avivando la solidaridad y la alegría en nuestro entorno.

 

       MAITE,   

ESKERRIK ASKO, MUCHAS GRACIAS!

 

                  ENTREVISTA PUBLICADA POR EL DIARIO VASCO